Padezco de la Ley de Parkinson

Las deadlines están aquí…

Si, la padezco, hoy leyendo un articulo sobre productividad descubrí el nombre que se le da a lo que hace mucho tiempo estoy intentando corregir:

Según la Ley de Parkinson el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible hasta que se termine. En otras palabras, si disponemos de una semana para hacer una tarea dedicaremos todo el tiempo de que disponemos para hacerla y no la acabaremos hasta el último día que nos quede.” 


Ahí estoy yo. Me siento mal. 

Siempre sucede que cuando iniciamos un nuevo año, nos proponemos objetivos nuevos ( y viejos) para cumplir, y me di cuenta que estoy arrastrando objetivos (muchos) de otros años. Y también, sucede que inicio nuevos emprendimientos y a la larga , acumulo cosas para hacer, sin terminar, sin dar todo lo bueno que tengo. Y empiezo a pensar que mi trabajo es mediocre. 

Y no me quiero sentir mas así. 

 
 
Este es un post cortito, para contarles esto, que me parece no soy la única que lo padece…

Es por eso que he decidido trabajar en eso, reflexionar en que ocupo el tiempo y como lo ocupo. 
Estoy cansada de no poder divertirme tranquilamente, siempre pensando en las cosas pendientes; esta semana he llegado al punto de despertarme en el medio de la noche por la ansiedad, chau, llegue al tope, y es Enero, y ¡se suponía que iba a estar de vacaciones!

Me he puesto firme en terminar por día tres tareas importantes, o avanzarlas lo mas que pueda.

Hice un calendario anual gigante para visualizar el paso del tiempo y las tareas por venir ( así no me hago la tonta pensando en que todavia hay tiempoo. ) 

Estoy aplicando el método del Bullet journal , para organizarme.

Ocupar acotado tiempo en la internet, y si voy a pasar ese tiempo ahí, que sea de calidad, por lo menos aprender algo! 

Y probando una aplicación para el celular llamada Appblock, donde bloqueo en ciertos horarios (laborales)  Whatsapp, Instagram, Pinterest,etc ( los amo Instagram y Pinterest, pero son una droga para mi, basta ) 

Y reduje el café, a una taza pequeña por día, porque noto que aunque me da un golpe de energía, viene de la mano con la Srta.Ansiedad, y no esta bueno. (pero decaigo -a veces-, soy lo peor para cumplir)

 

Todavía me falta el hacer ejercicio, se que eso me reducirá el stress. (Pero vamos despacio, no cambio mi vida de un día para el otro, no soy tan tenaz jaja!)

Espero que algo de lo que estoy haciendo para mejorar les ayude, les dejo links para que puedan investigar mas sobre como mejorar su productividad. Y vamos, que con cada pasito que vamos corrigiendo, nuestro yo futuro se los va a agradecer!!

Post de David Cantone sobre “Las dos grandes leyes de la productividad”

Organizandose la vida con : Bullet Journal 
(Hay mas información en español en internet y vídeos en Youtube)

Bloqueando distracciones en el celu : AppBlock 

Charuca y un post motivador para organizarse este 2017 + descargable calendario anual 

 

Mi super calendario anual en la pared, y Totoro fotogenico.

Ustedes que están leyendo, como están? Alguno anda pasando por la Ley de Parkinson? Ojala que no!!

 

← Previous post

Next post →

3 Comments

  1. Cómo neuróloga, lo primero que pensé es que prefiero la ley a la enfermedad…y después leí, leí y leí…y me sentí reflejada en todo. Siempre hice calendarios (a mano) que tenía que ir ajustando a medida que se me iba corriendo el tiempo…y sigo, sin embargo, sintiendome completamente satifecha cuando hago uno, cómo que por fin logré ubicar todo y ahi si…..
    Debe haber otra ley sobre los que perdemis tiempo organizando el tiempo!
    Me parecen interesantes las recomendaciones que ni conocía.
    Voy a chusmear los link…..eso va a hacerme correr un par de actividades…. 😉

  2. Ahora lo leí completo ¡ja ja! y me pasa lo mismo. Y hago horarios igual que vos.
    Bueeeeno, no es grave, son los '40 y las ganas de hacer cosas.
    Beso.

  3. A ver. En primer lugar lo que yo conozco es el "Mal de Parkinson", que afecta la capacidad de movimiento, rigidez muscular, etc. y que no se lo recomiendo a nadie. Yo tomo medicación para prevenirlo, tengo algunos síntomas.
    En segundo lugar yo no me preguntaría porqué hago tal cosa, o que tengo que hacer tal otra. La verdad es que muchas veces he sido (o soy) así y he resuelto preguntarme "¿para qué querés hacer eso?" o "¿podés hacerlo?" y hasta "¿qué querés realmente?".
    Y trato de ser simple, respirar profundo y decirme las 4D: me Detengo, tomo Distancia, Discierno y Decido. ¡Y listo!
    Si uno realmente sabe que da todo lo que puede y debe, entonces es felíz.
    ¡Vamos Sara!
    Me encantan tus dibujos entre medio. ❤
    Te quiero. Gabriela.

Comments are closed.