¿Cómo están? Hoy quería compartirles esa actividad que me encontré en las redes, es un desafío (y ya saben que yo siempre me sumo en varios) que encontré muy útil.

Tengo entendido que este desafío nació en Tumblr , pero no he podido encontrar al autor original, pero bueno, la cuestión es que es una actividad que puede servirnos un montón para enfocarnos y poder cumplir con tareas, proyectos, objetivos etc.
En mi caso, estoy trabajando en un libro, unas infografías, los talleres , generando contenido en mi Patreon, y estoy escribiendo una historia para una novela gráfica…y eso sin contar con las cosas básicas como limpiar la casa, cocinar, bañarme, jugar con mi gata , salir de mi estudio y socializar con gente de carne y hueso ajjajaja.

Cuando quiero acordarme y reviso mis tareas pendientes, colapso.

Es por eso que me voy a sumar a este desafío, por  mi bien, por mi salud mental. Pero, no quiero caer en la trampa de la máquina de productividad, y me voy a poner reglas (que ustedes también pueden usar, ya que les cuento esto para que se motiven a sumarse 😀 ) :

1) No hacer más de 3 tareas de importancia media por día.

2) Solo hacer 1 tarea IMPORTANTE por día.

3) Dormir las horas que corresponden para un buen descanso.

4) Cocinar comida saludable.

5) Programar mis horas de ocio para que existan y no olvidarme de ellas.

 

 

 

Estas reglas básicas que nunca respeto y después lamento no hacerlo porque termino en muy malas condiciones, son las que he detectado que fallo siempre.

Caigo en la idea de que estar ocupada todo el tiempo es “ser productiva” pero trabajar todo el día no significa que mi día fue productivo realmente, entonces me lleno de tareas el día sin darme cuenta y nunca termino mi interminable lista…y eso termina en una sensación de fracaso, “no lo lograste Sara, siempre igual, no sos suficientemente buena para esto….” Es mi otro yo malaondi.

Como no me alcanza el tiempo para mis listas interminables hago dos cosas: Me quito horas de sueño o duermo en horarios que no corresponden y lo otro es no me doy mi espacio de ocio y de salir del “run run” mental donde solo pienso en la próxima tarea a realizar. Entonces no salgo, porque me siento culpable o si salgo estoy pensando que estoy perdiendo tiempo, no veo una película porque me siento culpable, no leo un libro si no es sobre algo relacionado al trabajo…

H O R R I B L E.

Huy y acá también  entra comer deliciosas porquerías rápidas de hacer, y no hago un mínimo ejercicio, porque “no tengo tiempo para cocinar “, “no tengo tiempo para salir a caminar”, no tengo tiempo… cuando la realidad es: no gestiono bien mi tiempo.

Tengo que hacer una parada. Reagrupar y organizar, y este desafío viene bien.

Respiro…

Vos también respira profundo.

Vamos a ser conscientes del presente, ¿Dónde estás? ¿Qué pasa alrededor? ¿Qué hora es? ¿Cómo está el cielo hoy?

Nos vamos a concentrar en el presente sin estar constantemente pensando en el futuro en todo lo que hay que hacer y en todo lo que sucederá,

Yo ahora mismo que estoy escribiendo este post acabo de hacer esta pequeña pausa.

Ahora sí, vamos a organizarnos. ¿Démonos el tiempo dale?

Te voy a contar que cosas voy a hacer para comenzar a organizarme, son cosas que a veces hago pero no tengo el hábito de seguir haciéndolas y sé que funcionan, solo que mis malos hábitos me ganan, pero ahora que tal vez hagamos este desafío juntos, sí que pueda seguir practicándolos.

Más o menos sería algo así:

  • Voy a escribir absolutamente todo lo que tengo que hacer, lo que tengo pendiente de ayer, de hace una semana, del año pasado, jeje,   Y voy a elegir lo que sí quiero hacer porque lo necesito, porque me gusta o porque tome la responsabilidad de hacerlo. (En esta etapa pienso….debería haber dicho que no a esto…pero bueno, ese es otro habito, el decir que “no, gracias”).

 

  • Cuando ya elegí lo que quiero hacer, voy a acomodar mis tareas y proyectos en: IMPORTANTE-URGENTE, IMPORTANTE-NO URGENTE, NO IMPORTANTE-URGENTE, NO URGENTE-NO IMPORTANTE.

Esto va a llevar tiempo….

Bueno, esto es así: ¿Es importante esta tarea y tiene una fecha de caducidad próxima, y solo yo puedo hacerla? Esa tarea va a IMPORTANTE- URGENTE.

¿Esta tarea es importante, pero su fecha de caducidad es lejana, pero necesita mi atención para que se realice? Esta tarea va a IMPORTANTE- NO URGENTE en este cajón la tarea está muy bien, no hay que trabajar a las corridas, es el mejor momento para organizarla antes de que pase al cajón rojo infierno del importante-urgente

 

¿Esta tarea no es importante dentro de mis parámetros porque hay tareas que si requieren mi atención? , pero esta…podría hacerla otro la verdad. Es algo que hay hacer pronto porque puede resultar molesta si sigue dando vueltas… esta tarea que es tan difícil de ubicar, que puede ser delegada vamos a etiquetarla en NO IMPORTANTE-URGENTE.

 

Y queda el último cajón, las tareas que algún día te gustaría hacer, pero en realidad, no es algo que “tengas” que hacer, no tienen fecha de caducidad, no son imprescindibles para que funcione tu día, etc. Son las tareas que pueden ser hechas o no y no pasa nada J .

Yo por ejemplo en esta sección tengo anotado “comprar más plantas”, es algo que quiero hacer, pero no tengo porque obligarme o  dejar de lado todo para hacerlo. Estas van en NO IMPORTANTE-NO URGENTE

 

Bien vamos filtrando tareas, y vamos organizándolas por su nivel de importancia.

 

  • Ahora lo que voy a hacer, es acomodar las tareas importantes y urgentes en mi calendario, estás ya están a la vuelta de la esquina, si es que no se han vencido y estoy muriendo por no haber llegado en fecha.

Como tienen fecha de entrega son fáciles de ubicar en el calendario. Pero aunque visualice su “deadline” no significa que vendrá el espíritu de la creatividad y el trabajo apenas lo quiera conmigo. Y es en este espacio donde también cometo el error de pensar que si, que si me empeño y no duermo x horas seguro llego…. Pues…ÑO.

Como estoy en el horno, me desespero e intento hacer todo a la vez, como tengo la cabeza en todos lados no hago las cosas como corresponden. Ya descubrí mi patrón, empiezo a conocerme y a saber de antemano como soy y como actúo. (Esto requiere darle vistazos al pasado y aprender de él).

Lo único que puedo hacer, es seguir las reglas, y hacer 3 tareas por día, una de ellas es importante, muy importante, tal vez solo esa me lleve todo el día, pero es la que vale por las 3 así que no importa nada y me enfocaré en esa y la terminaré.

También puede pasar que la tarea es tan grande que un día no alcanza, así que, lo único que puedo hacer es dividir la tarea en pedacitos, y ubicarlas en mi día como las 3 tareas por hacer. Esas 3 son pedacitos de la BIG TAREA.

Si las cumplo estaré cada vez más cerca de terminar mi convivencia con ese CUCO.

 

  • Yo uso una Bullet journal, es un tipo de agenda que va modificándose según la necesidad del usuario, en otro post podría explicar cómo la uso en mayor detalle, pero por ahora si quieren busquen en YouTube la palabra “bullet journal “y verán muchas maravillas creativas.

Organizo mi semana ubicando las tareas con horarios obligatorios, como por ejemplo, reuniones de trabajo, o los talleres que dicto. Dentro de cada día ubico mis 3 tareas, y dependiendo si ese día hay compromisos fijos que ocupan la mayor parte de mi día entonces solo anoto una tarea importante y otras simples de hacer que no requieren mi esfuerzo mental (ir al súper, lavar la ropa etc) son cosas que suman a que mi vida este un poco mejor jaja.

También tengo un apartado, tipo memo o checklist , donde anoto las tareas que me gustaría ( y necesito ) cumplir esa semana, ya sea por la caducidad de esas tareas o porque si lo logro, la siguiente semana será más fluida ( si es que veo que la siguiente semana esta jodida de compromisos que no me dejaran avanzar en mis tareas importantes) , cuando veo ese apartado intento que mis tareas de cada día tengan algo que ver con él, por ejemplo: Si tengo que entregar unas láminas personalizadas en la semana, pero es flexible la fecha de entrega ( dentro de esa semana) primero necesito imprimir las láminas, después cortarlas al tamaño que quiero, personalizarlas, embolsarlas, y llenar el certificado de autor, y preparar el paquete final con cariño. Todo eso que nombre son subtareas de la tarea “entregar laminas personalizadas” y todas esas subtareas debo colocarlas según mi tiempo, en algunos días de la semana (si es que no puedo hacer todo en un solo día), entregar las láminas no es una graaan tarea, pero requiere que me organice para no hacer todo en un día a las apuradas, pase que cometa errores, y quedo mal con mi cliente.

Y esto me ha pasado, culpa de no organizarme bien con estas mínimas cosas, he quedado a mi parecer, mal con mis clientes.

 

  • Ya organice todo en mis herramientas que tengo a mano (calendario –en papel o digital, bullet journal, el memo/checklist extra que puede estar dentro de la bullet o no etc)

Ahora puedo verlo todo un poco más claro, y solo me tengo que poner a trabajar.

Busco música inspiradora, escucho podcast interesantes o audiolibros para cuando tenga que dibujar (aunque para escribir necesito silencio o música instrumental tranquila)

Preparo el mate y lo coloco en una mesita al lado mío (lejos de mi área de trabajo).

Y algo que no hago nunca y empezare a hacer… es silenciar o suspender las redes sociales, específicamente las notificaciones del teléfono, apagar internet, sacarle el sonido lo que sea, he detectado que el teléfono es quien está comiéndose mucho de mi tiempo. Es hora que lo anule cada vez que trabaje en la tarea importante y urgente.

Y lo otro, que ya logre 🙂  , es que la gente que está a mi alrededor (amigos, familia) sepan que aunque trabaje en mi casa (porque soy freelance) no significa que estoy libre, ni disponible para que lleguen de sorpresa a mi casa. Tengo horarios laborales que debo respetar, pero también debo integrarlos a mis horarios, no puedo dejarlos afuera siempre entonces es importante que termine mi jornada laborar en un horario decente para poder compartir mi tiempo con las personas que quiero.

Gestionar mi tiempo solo me trae beneficios, debo lograr esto.

 

 

 

Bueno por ahora eso es todo, si empiezo a modificar mi sistema de organización se los compartiré, y cuando terminen los 100 días, escribiré una conclusión con lo que logre, con lo que me equivoque, etc etc.

 

¿Les gustaría sumarse? No importa cuando leas esto, ¡podes empezar cuando quieras!

 

Antes de que me olvide, he visto que para que funcione mejor el desafió, por una cuestión de formar parte de…, trabajar junto con…, etc etc, comparten el desafío en las redes, no es obligatorio, pero ayuda a motivar a cumplir nuestras metas del día, ya que todos estamos trabajando juntos para ser más productivos.

 

Si quieren hacerlo pueden usar el hashtag:

#100daysofproductivity

#100diasdeproductividad

 

Y si quieren me pueden etiquetar o seguir mi desafío en Instagram , me encuentran como @saraniett_ilustradora , solo subiré mis avances en las historias además de tips que vaya descubriendo para organizarme mejor.

 

Me despido con un regalo para quien quiera participar; es una plantilla (mi plantilla personal) donde marcaré los días que vaya avanzando con el desafío, está hecha a mano, porque a mí me gusta hacerme mis calendarios etc etc, no es la gran cosa pero si les gusta, pueden usarla.

Plantilla 100 días de Productividad

 

Un abrazo y  les deseo fructíferos y deliciosos días de organización.